notesp

viernes, 16 de mayo de 2008

La Supernova Más Joven de la Vía Láctea

El telescopio espacial Chandra de rayos-X, cooperando con el VLA, ha estudiado la más reciente supernova de nuestra galaxia. Analizando la velocidad de expansión de sus restos, se ha llegado a la conclusión de que estalló hace 140 años. La anterior supernova más reciente conocida en la Vía explotó hacia 1680, según mediciones semejantes practicadas en sus restos en expansión (Casiopea-A). Esta información es interesante, pues nos da pistas sobre la frecuencia con la que estos explosivos fenómenos ocurren en nuestra galaxia. Las supernovas son un acontecimiento importante porque lanzan al espacio grandes cantidades de elementos pesados y gases, además de provocar la formación de nuevas estrellas. La nueva supernova no fue observada con telescopios ópticos porque está situada hacia el centro de la galaxia, semioculta por un campo denso de gas y polvo, que amortiguó un billón de veces su brillo. Sus restos, sin embargo, pueden verse mediante telescopios de rayos-X y radiotelescopios. Fueron identificados en 1985, pero entonces se creyó que tenían de 400 a 1.000 años. El Chandra ha permitido medir con mayor precisión su ritmo de expansión (un 16 por ciento desde 1985). (Foto: X-ray (NASA/CXC/NCSU/S.Reynolds et al.); Radio (NSF/NRAO/VLA/Cambridge/D.Green et al.); Infrared (2MASS/UMass/IPAC-Caltech/NASA/NSF/CfA/E.Bressert))