notesp

miércoles, 25 de junio de 2008

Cambios en el Cohete Ares-V

La NASA cerró el 20 de junio una revisión general de los sistemas que serán necesarios para llevar astronautas a la superficie de la Luna y construir una base científica. Tras nueve meses de estudios, las conclusiones fueron presentadas durante la reunión Lunar Capability Concept Review, que duró tres días. Dichas conclusiones ponen de manifiesto las posibles misiones a la Luna y las comparan con los conceptos de diseño de los vehículos que se emplearán para ello, como el cohete Ares-V y el módulo lunar Altair. En otras palabras, quedan definidos los parámetros técnicos que se precisan para iniciar la Fase A, aquella que permitirá preparar los requerimientos para los vehículos a utilizar. La citada Fase A finalizará con una revisión de la arquitectura lunar en 2010. Entre varias conclusiones, el informe señala que los conceptos Ares-V y Altair son adecuados para la misión y que podrán ser puestos a punto para depositar astronautas en la Luna hacia el año 2020. Sin embargo, para asegurar que el cohete Ares-V tenga la capacidad suficiente para llevar a cabo su tarea, tendrá que ser modificado respecto a cálculos anteriores. De este modo, pasará a tener seis motores criogénicos RS-68B en la base de su primera etapa, así como dos aceleradores sólidos de 5 segmentos y medio (derivados del Ares-I). En cuanto a la etapa superior, llevará el mismo motor J-2X que su homóloga en el Ares-I. El Altair, por su parte, podrá transportar 4 astronautas a cualquier lugar de la Luna, proporcionando una base de operaciones para ellos durante al menos una semana. Una variante no tripulada transportará carga, componentes de la base lunar, robots, etc. La NASA anunciará a finales de año el inicio formal de la Fase A del programa. (Foto: NASA)

Constellation