notesp

lunes, 23 de junio de 2008

El Jason-2 Ya Está en Orbita

La NASA ha lanzado el satélite Ocean Surface Topography Mission/Jason 2, una colaboración entre la agencia estadounidense y la francesa CNES. Dedicado a estudios oceanográficos, continúa la senda de las viejas Topex/Poseidon y Jason-1, misiones que han estudiado el nivel de los mares en busca de información sobre las corrientes y el cambio climático global. El lanzamiento, a bordo de un cohete Delta-7230-10 (D334), se produjo desde la rampa SLC2W de la base californiana de Vandenberg, a las 07:46 UTC del 20 de junio. La primera etapa del vector funcionó un tanto por debajo de lo esperado, pero la segunda compensó la diferencia y el vehículo fue liberado, 55 minutos más tarde, en la órbita polar prevista, a unos 1.330 km de altitud. El cohete llevaba combustible de sobras para la compensación ya que el Jason-2 apenas pesa 506 kg, una masa modesta para lo que es habitual. Una vez en el espacio, abrió sus paneles solares e inició la comprobación de sus sistemas, que parecen encontrarse en perfectas condiciones. El satélite fue construido en Francia, sobre una plataforma Proteus de la empresa Thales. Los cinco instrumentos que lleva instalados (proporcionados por la NASA, el CNES y Japón) son versiones mejoradas de los que está utilizando su antecesor, el Jason-1, aún operativo. Ello le permitirá mejorar la precisión en las mediciones altimétricas y extenderlas hasta aún más cerca de la costa (15 millas), un 50 por ciento más que antes. El instrumento principal es el altímetro Poseidon-3, del CNES. La NASA aporta el Advanced Microwave Radiometer, para medir el vapor de agua atmosférico y así tener en cuenta sus efectos distorsionadores en las mediciones. Además, el satélite dispone de tres instrumentos experimentales: el Environment Characterization and Modelisation-2, el Time Transfer by Laser Link, ambos del CNES, y el Light Particle Telescope japonés. La NASA aportó el coste del lanzamiento. El Jason-2 maniobrará en breve para sincronizarse con la trayectoria de su predecesor, de manera que pasará sobre un objetivo unos 60 segundos después que este último. Durante al menos 6 meses, se espera que ambos puedan volar en formación y realizar observaciones simultáneas, para calibrar correctamente los sensores del nuevo satélite. Una vez logrado esto, el Jason-1 será maniobrado para que entre los dos vehículos se duplique la cobertura. Las agencias NOAA y EUMETSAT se ocuparán de gestionar los datos. (Fotos: NASA/Thales)