notesp

lunes, 30 de junio de 2008

Informe ISS

Sergei Volkov y Oleg Kononenko siguen llevando a cabo los preparativos para el paseo espacial que tendrán que realizar el próximo 10 de julio. La excursión es importante porque el objetivo es revisar los bulones explosivos que sirven para separar la cápsula de descenso del resto de la nave Soyuz durante el regreso a la Tierra. Durante las dos últimas misiones, dicha separación no se hizo correctamente y provocó reentradas anómalas. Volkov y Kononenko saldrán por la escotilla del módulo Pirs e inspeccionarán los dispositivos en la Soyuz unida a la estación, además de desmontar uno de los bulones para llevarlo al interior de la estación, donde será examinado. Los cosmonautas tomarán asimismo varias fotografías y retirarán y colocarán material aislante térmico. El paseo espacial no estará exento de peligrosidad, dado el poder explosivo del bulón y el hecho de que la tarea no se ha practicado jamás en la Tierra. Este tipo de sistema se emplea para cortar las conexiones entre el módulo de servicio y el de descenso. Si no se produce este corte, la cápsula con los cosmonautas ve dificultada su reentrada, hasta que el rozamiento natural con la atmósfera provoca la separación forzada de los vehículos. En las dos misiones anteriores, siempre ha sido el mismo bulón el que ha fallado, de los cinco pares disponibles. Así pues, Kononenko retirará uno de los bulones para ser investigado, y además abrirá manualmente el anclaje afectado entre el módulo de descenso y el de servicio (los otros cuatro se ocuparán de mantener la unión durante el tiempo necesario). (Foto: NASA TV)