notesp

viernes, 25 de julio de 2008

Ensayo Con los Paracaídas del Cohete Ares-I

Los ingenieros que trabajan en el programa Constellation de la NASA han ensayado con éxito uno de los paracaídas que se emplearán para hacer más lento el descenso de la primera etapa del cohete Ares-I, tras su funcionamiento. Dicho paracaídas es fundamental para poder recuperar el motor, como ocurre con los aceleradores sólidos del transbordador espacial, y así proceder con su reutilización. El ensayo se efectuó el 24 de julio, desde el Yuma Proving Ground del U.S. Army, en Arizona. Se lanzó una carga simulada, con un peso similar al motor vacío, desde unos 25.000 pies de altitud, desde un avión C-17. El paracaídas, de unos 13 metros de diámetro, funcionó perfectamente. El elemento ha tenido que ser rediseñado para el Ares-I porque el motor de su primera etapa es más grande y pesado que los SRB del Space Shuttle. La próxima prueba se efectuará en octubre y otras están previstas hasta 2010. El primer Ares (Ares-I-X) volará en 2009. En 2015, viajará con su primera tripulación de seis astronautas.

Constellation