notesp

lunes, 28 de julio de 2008

Informe ISS

La Expedición número 17 de la estación espacial internacional ha visto transcurrir la semana entre jornadas de trabajo rutinario, ejercicio y labores de mantenimiento.
Los tres astronautas han dedicado tiempo a charlar con sus familias y a dialogar con los médicos en tierra, para preparar sus futuros ejercicios físicos. El resto de tiempo ha estado ocupado con experimentos.
El 23 de julio, supervisaron la activación de los motores del vehículo europeo ATV, utilizados para elevar un poco la órbita de la estación. Están previstas otras dos maniobras a corto plazo, que colocarán al complejo en la posición adecuada para recibir a la próxima nave de carga Progress (30P), y a la nave tripulada Soyuz TMA-13. Esta última llegará en octubre con la expedición número 18.
Los científicos han recibido las buenas noticias de la reactivación del experimento SOLAR en el módulo Columbus. Dedicado a la observación de nuestra estrella, perdió su sistema de provisión energética y no funcionaba desde hacía varias semanas. Los ingenieros, afortunadamente, han conseguido repararlo y vuelve a enviar datos científicos a la Tierra.
Otra tarea programada para la tripulación, realizada el 25 de julio, consistió en simular los procedimientos de respuesta que los astronautas tendrían que llevar a cabo en caso de una despresurización de la estación. (Foto: NASA)