notesp

jueves, 21 de mayo de 2009

Ensayo Con los Paracaídas del Ares-I

El primer ensayo de los paracaídas principales que permitirán recuperar la primera etapa del cohete Ares-I se llevó a cabo el 20 de mayo con completo éxito. Se trata de un grupo de tres paracaídas, los más grandes que se hayan fabricado nunca para esta tarea, cuyo objetivo será frenar el descenso del motor ya gastado y permitirá su recuperación en el mar para una futura reutilización. Cada paracaídas tiene un diámetro de unos 50 metros y pesa casi una tonelada. Son mayores que los empleados en los actuales aceleradores del transbordador espacial porque el motor tendrá un segmento más y por tanto será más pesado. El ensayo se efectuó en el polígono Yuma Proving Ground de Arizona, del Ejército estadounidense. La carga se lanzó desde un avión de transporte C-17, a una altitud de 10.000 pies. El despliegue se efectuó conforme a lo previsto y el sistema aterrizó sin daños. Después de este ensayo, los ingenieros proseguirán con más pruebas, que incluirán a partir de otoño de 2009 algunas dedicadas a buscar el límite de esfuerzo de un paracaídas individual. (Foto: U.S. Army Yuma Proving Grounds)