notesp

martes, 12 de mayo de 2009

Informe MER

El robot marciano Spirit se encuentra en una situación complicada debido al terreno blando que ha encontrado. Las cinco ruedas que aún tiene funcionales están resbalando, impidiendo el movimiento hacia adelante. Peor aún, el giro de las ruedas las ha hundido hasta la mitad de su diámetro en el suelo, lo que resulta sumamente peligroso, ya que si el fondo del robot toca la superficie será aún más difícil avanzar. Estudiando la situación, los ingenieros decidieron suspender toda actividad de conducción, mientras se realizan simulaciones en una reproducción completa del vehículo en la Tierra. Es posible que pasen semanas antes que el Spirit vuelva a andar. Hasta entonces, se están empleando los instrumentos científicos que transporta para estudiar las características físicas del suelo, en busca de pistas que puedan ayudar. El Spirit se halla en la región denominada Home Plate, siguiendo una ruta de norte a sur. Por fortuna, el viento marciano ha limpiado recientemente los paneles solares, eliminado algo del polvo que se había depositado sobre ellos y aumentando la generación eléctrica. El Spirit tampoco ha experimentado durante las últimas tres semanas los episodios de “amnesia” que había sufrido con anterioridad. Las causas siguen siendo desconocidas. (Foto: NASA/JPL-Caltech)