notesp

viernes, 15 de mayo de 2009

Informe STS-125

El 14 de mayo, Grunsfeld y Feustel salieron al exterior para llevar a cabo su primera actividad extravehicular, y una de las más importantes de la misión. La esclusa del Atlantis se despresurizó a las 18:48 UTC, permitiendo la apertura de la escotilla unos tres minutos después. El primero en salir fue Grunsfeld, quien empezó a moverse por la bodega de carga del transbordador, preparando el terreno. Le siguió Feustel, que se dirigió hacia el brazo robótico, donde se anclaría para que Megan McArthur, controlando el Canadarm, lo llevase hacia la posición prevista frente al telescopio Hubble. El primer objetivo sería retirar la vieja Wide Field Planetary Camera 2, para lo cual, el astronauta efectuó diversas desconexiones eléctricas y retiró varios tornillos de sujeción. Fue en esta tarea cuando cundió la alarma, ya que uno de ellos se negó a girar ante la fuerza proporcionada por el aparato eléctrico utilizado por el astronauta. Pasando al plan B, se aumentó la potencia de giro, aunque con un limitador de fuerza, para evitar que el tornillo se rompiera. Pero éste tampoco se movió. Finalmente, se aumentó dicha fuerza y empezó a girar, disipando la preocupación de los ingenieros en tierra, que podrían haber tenido que ordenar la recolocación de los demás tornillos y las conexiones, devolviendo a la Tierra la nueva cámara WFC 3, lo que hubiera sido una gran decepción. Los astronautas, afortunadamente, resolvieron el problema y sacaron a la WFPC 2 de su sitio, almacenándola en la bodega, y colocando en su lugar a la WFC 3, que encajó perfectamente. Con ella, y gracias a que es una cámara pancromática, los astrónomos piensan observar la evolución de las galaxias, estudiar las materia oscura y la energía oscura, llegando además más lejos que su antecesora. Los ingenieros confirmaron que la WFC 3 estaba recibiendo energía, según lo esperado. La siguiente tarea fue la sustitución de la unidad SCI&DH (Science Instrument Command and Data Handling Unit), cuyo fallo en septiembre había ocasionado el retraso en el lanzamiento. El telescopio funciona desde entonces mediante la unidad de reserva, y la instalación de la nueva restauraría la redundancia. El cambio se realizó sin dificultades. Finalmente, los astronautas colocaron en la zona inferior del telescopio el sistema SCM (Soft Capture Mechanism), que ayudará a capturarlo mediante un vehículo automático, ahora que la lanzadera espacial ya no volverá a sus cercanías, y dos de los tres LOKS (Latch Over Center Kits) previstos, que facilitarían la apertura de las compuertas del telescopio durante las siguientes salidas extravehiculares. Antes de regresar al interior del Atlantis, los astronautas configuraron la plataforma situada en el extremo del brazo robótico para facilitar el uso de sus cámaras en la revisión de una zona de losetas térmicas prevista para el viernes. En total, John Grunsfeld y Andrew Feustel pasaron 7 horas y 20 minutos en el exterior. Mike Good y Mike Massimino serían los protagonistas de la segunda EVA de la misión. (Foto: NASA/Thierry Legault)