notesp

lunes, 29 de junio de 2009

Informe ISS

Los seis tripulantes de la estación espacial internacional siguen muy ocupados con sus diversas actividades científicas y de mantenimiento. La expedición número 20 ha estado llenando de basura y equipos inservibles el interior de la nave Progress-33P, que va a ser desenganchada el 30 de julio. Una vez separado de la estación, el vehículo no será destruido inmediatamente en la atmósfera terrestre, sino que será utilizado para certificar el buen funcionamiento de los nuevos equipos de acoplamiento automático Kurs, recientemente instalados durante un paseo espacial. De este modo podrá darse luz verde a su uso por parte del MRM-2, el próximo módulo ruso que será unido al complejo orbital en noviembre. Así pues, la 33P será enviada a su destrucción sobre el océano Pacífico el 12 de julio, y no antes. En otro orden de cosas, los astronautas han proseguido su larga lista de tareas científicas. Michael Barratt trabajó con el experimento Spheres, que consiste en un pequeño “satélite” que es operado dentro de la estación, para ensayar técnicas de vuelo en formación y acoplamiento automático. Por su parte, Robert Thirsk y Frank De Winne participaron en el experimento BISE, que estudia y compara la percepción visual antes, durante y después de un vuelo espacial. Los rusos Roman Romanenko y Gennady Padalka trabajaron en el experimento Typology, y Koichi Wakata hizo lo propio en el equipo de ejercicios. (Foto: NASA)