notesp

jueves, 25 de junio de 2009

¿Un Océano de Agua Líquida en Encélado?

Recientes análisis de los datos obtenidos por la sonda Cassini en relación a la luna Encélado de Saturno sugieren que ésta podría contener un océano de agua líquida bajo su costra de hielo. La nave detectó sal de sodio en los granos de hielo que forman el anillo más externo del planeta. Dicho anillo es constantemente alimentado por los conocidos chorros de agua procedentes de Encélado, que orbita en sus cercanías. El analizador de polvo cósmico de la Cassini ha puesto de manifiesto la composición química de tales granos, y dado que la sal está entre los componentes, los científicos creen que la explicación de su origen es una pista reveladora de la existencia del océano líquido. Dicha sal habría sido limada de la roca superficial de la luna por un manto de agua líquida. De hecho, la presencia de esta agua es la única forma de disolver cantidades significativas de minerales que expliquen los niveles de sal detectados. Además de la sal de sodio, que conocemos habitualmente como sal de mesa, los granos estudiados por la Cassini contienen también carbonatos. Su presencia proporcionaría un valor ligeramente alcalino al agua, convirtiendo al océano, si existe, en un hábitat favorable para la formación de precursores de la vida, una vez sumados la energía en forma de calor detectada cerca del polo sur del satélite y los compuestos orgánicos hallados en los chorros de agua. (Foto: NASA/JPL/Space Science Institute)