notesp

jueves, 23 de julio de 2009

Informe ISS/STS-127

La tercera salida extravehicular de la misión se llevaría a cabo el 22 de julio. Su principal objetivo sería la instalación de un primer grupo de baterías de recambio en el segmento perteneciente a los paneles solares más antiguos. Dave Wolf y Chris Cassidy salieron de su período de sueño en el módulo Quest y tras desayunar con el resto de la tripulación iniciaron los preparativos finales para su salida al exterior. Hurley y Payette habían utilizado con anterioridad el brazo Canadarm-2 para trasladar la plataforma Integrated Cargo Carrier (ICC), con las baterías, hasta las proximidades del segmento P6, donde trabajarían los astronautas. El P6 fue llevado a la estación un ya lejano noviembre de 2000. La ICC fue mantenida a una cierta distancia del P6 para no interferir en la rotación automática de los paneles solares, que seguían al Sol en el cielo. Para garantizar la seguridad de los astronautas, las baterías viejas fueron descargadas por completo durante los días precedentes. La utilidad de las baterías es clara: los paneles generan electricidad continuamente, pero dejan de hacerlo cuando se entra en la zona de sombra de la Tierra. Por eso es necesario cargarlas, para alimentar la estación cuando el Sol no es visible. Con todo a punto, Wolf y Cassidy salieron al exterior a las 14:32 UTC. Pero su estancia fuera no cumpliría todos los objetivos. La EVA tuvo que ser interrumpida antes de tiempo, cuando el traje espacial de Cassidy dio síntomas de no estar tratando adecuadamente los niveles de CO2 procedentes de la respiración del astronauta. Cuando los niveles subieron demasiado, la NASA ordenó el regreso al interior del complejo (20:31 UTC), dando por terminada la EVA con una duración total de 5 horas y 59 minutos. Durante ese tiempo, los astronautas tuvieron tiempo de instalar sólo dos nuevas baterías, de las seis previstas. También retiraron cubiertas aislantes del módulo Kibo y prepararon los experimentos de la plataforma Japanese Exposed Section para su transferencia el jueves hasta la Exposed Facility. Cassidy no estuvo en peligro en ningún momento, pero el reglamento obliga a terminar una EVA si los niveles de CO2 sobrepasan un determinado umbral de seguridad. (Foto: NASA)