notesp

martes, 11 de mayo de 2010

Los Omega-3 Son Buenos Para Combatir la Pérdida Osea en el Espacio

La estancia prolongada del ser humano en el espacio conlleva diversos problemas de salud, entre ellos la pérdida de densidad ósea. Nuevos estudios patrocinados por la NASA han llegado ahora a la conclusión de que los ácidos grasos omega-3, habituales en el aceite de pescado, son capaces de mitigar este fenómeno. De la misma manera, deberían se útiles para las personas afectadas de osteoporosis. Los científicos efectuaron diversos trabajos, utilizando cultivo celular, pruebas de voluntarios en cama y datos procedentes de astronautas que hayan viajado en el Space Shuttle y, durante períodos prolongados, a bordo de la estación espacial internacional. Los astronautas combaten algunos de los efectos de la microgravedad mediante el ejercicio físico, pero los expertos en medicina espacial desean encontrar un abancio más amplio de soluciones que permitan disminuir su incidencia. A nadie le gustaría que un viajero espacial, tras un largo viaje desde la Tierra, se rompiera fácilmente una pierna al pisar Marte, debido a la pérdida ósea sufrida durante el camino de ida. Los análisis sugieren que la adición de los omega-3 se inhibe la activación de los factores (KFKB) que llevan a la citada pérdida ósea. El KFKB (nuclear factor kappa B) está implicado en el comportamiento del sistema inmunológico y en los procesos inflamatorios. Si se activa, puede ocasionar pérdida muscular y ósea. Los astronautas de regreso a la Tierra suelen tener niveles de activación del KFKB más altos en sus glóbulos rojos tras el aterrizaje, y permanecen así durante unas dos semanas. Así pues, es posible que los procesos inflamatorios tengan un papel en la adaptación del cuerpo a la microgravedad, y ocasionen efectos secundarios indeseados. Si se puediera reducir la activación del factor KFKB, quizá se perdería menos hueso y esto es lo que los ácidos grasas omega-3 podrían ayudar a conseguir.

Estudio