notesp

martes, 8 de junio de 2010

Posibilidades de Vida en Titán

Los científicos siguen examinando con atención los datos enviados por la sonda Cassini durante sus sobrevuelos de las lunas de Saturno y del propio planeta. Uno de los satélites más estudiados es sin duda Titán, debido a su particular química atmosférica y de superficie, que algunos investigadores creen podría ser apta para un nuevo tipo de vida. De hecho, dos trabajos recientes consideran posible que la actividad química que actualmente puede detectarse en Titán podría delatar la existencia de una forma de vida primitiva y exótica. A diferencia de la Tierra, donde el agua domina los procesos biológicos, en la luna de Saturno es el metano el que se halla omnipresente. En base a ello, los científicos creen que podría existir algún tipo de vida basada en el metano. Su afirmación está fundamentada en dos procesos curiosos: las moléculas de hidrógeno que fluyen hacia abajo a través de la atmósfera, acaban desapareciendo en la superficie; por otro lado, los mapas químicos levantados indican una falta de acetileno. Esto es muy interesante, porque si existiera algún tipo de vida basada en el metano, el acetileno sería la mejor forma de energía disponible en Titán para ella. Es decir, la falta de esta sustancia se debería a que es consumida por microorganismos. La ausencia de hidrógeno en la superficie también delataría su existencia, pues todos los mecanismos propuestos para la existencia de esta vida extraña implicarían el consumo de hidrógeno (de la misma manera que en la Tierra consumimos oxígeno). Por supuesto, podría haber algún desconocido proceso químico natural que produjera la situación descrita, sin intervención de vida alguna, pero los científicos creen que vale la pena seguir trabajando. La existencia de una vida basada en el metano sería sensacional, porque demostraría que hay al menos una segunda forma de vida independiente de la que conocemos. Claro está, las formas de vida basadas en el metano son ahora sólo una hipótesis. En la Tierra existen organismos que lo consumen o lo producen, pero el ambiente en Titán es mucho más difícil (90 grados Kelvin). Es decir, un organismo debería estar hecho de una sustancia que no se congelara en dicha luna (el agua de nuestras células sería hielo durísimo en Titán). ¿Sería ello posible? Por el momento, sólo nos queda seguir investigando. (Foto: NASA/JPL)

Cassini