notesp

jueves, 1 de octubre de 2009

La MESSENGER Sobrevoló Mercurio

La sonda MESSENGER de la NASA efectuó su tercera asistencia gravitatoria junto a Mercurio el 29 de septiembre. La próxima vez que visite el planeta, en 2011, lo hará ya para quedarse junto a él, iniciando un largo periplo de investigación. El vehículo pasó a 228 km de altitud a las 21:55 UTC, permitiendo que la gravedad de Mercurio afectara a su velocidad de la manera adecuada. Tanto antes como después del sobrevuelo, la sonda realizó mediciones del entorno, y fotografió la superficie. Un 5 por ciento de las imágenes obtenidas pertenecían a una región jamás vista. Los científicos esperaban obtener más fotografías, pero las antenas perdieron la señal de la nave justo antes de la máxima aproximación. Las razones están en estudio, pero se sabe que una parte de la maniobra debía producirse en situación de eclipse, con la MESSENGER dentro de la sombra de Mercurio, sin iluminación solar, lo que obligaría a funcionar sólo con baterías durante 18 minutos. Diez minutos después de entrar en el eclipse, y cuatro minutos antes de la máxima aproximación, se perdió la señal con la nave, que encontró un problema de configuración en su sistema energético y entró automáticamente en modo seguro. Los ingenieros retornaron rápidamente a la sonda a su estado normal, pero parte de las observaciones previstas no habían podido hacerse. De todos modos, el objetivo principal del sobrevuelo, la asistencia gravitatoria, se desarrolló perfectamente. Si todo va bien, la MESSENGER tendrá mucho tiempo de fotografiar por completo la superficie de Mercurio cuando se coloque en órbita alrededor de él. (Foto: APL/NASA)