notesp

miércoles, 17 de febrero de 2010

Tercera EVA en la Estación Orbital

La tercera y última salida extravehicular de la presente misión se inició a las 02:15 UTC del 17 de febrero, con la activación de los trajes espaciales de Behnken y Patrick en el interior del módulo Quest. La escotilla exterior se abrió un minuto después, y ambos astronautas salieron al vacío. Su objetivo inmediato sería el módulo Tranquility, donde conectaron el segundo grupo de conductos de refrigerante, y desconectaron los cables de energía temporales que instaló Patrick durante la primera salida. Después, conectaron varios cables (datos y sistema calentador) entre el adaptador de acoplamiento PMA-3 y el Tranquility. El próximo centro de atención sería la cúpula: se desmontaron los anclajes de protección para el lanzamiento (tres por ventana), y se quitaron las mantas aislantes. A las 05:25 UTC, Terry Virts abría la primera de las ventanas, permitiendo a los astronautas del interior ver el espacio por primera vez desde la cúpula. Por su parte, Behnken instaló varias conexiones en el exterior del Tranquility, y otros cinco pasamanos. Se redirigieron además varios cables de video (VSC) para que el brazo robótico de la estación pueda operar desde el módulo ruso Zarya en el futuro. Finalmente, los astronautas se ocuparon de una cámara en el módulo Harmony, donde estaba antes el puerto PMA-3, y trabajaron en una tarea menor en el segmento P1. Behnken y Patrick regresaron después al interior del módulo Quest. La represurización de éste a las 08:03 UTC finalizó la EVA de 5 horas y 48 minutos. La tercera salida de la misión STS-130 es la número 233 efectuada por astronautas estadounidenses, la sexta de Behnken y la tercera de Patrick. Un total de 140 han estado dedicadas a la construcción y mantenimiento de la estación espacial internacional, totalizando 873 horas y 16 minutos en el exterior. Dentro del Tranquility, los compañeros de Behnken y Patrick habían continuado preparando al módulo para su operación. Noguchi inició la instalación de la estación de trabajo para operaciones robóticas, que en el módulo Destiny había permanecido como sistema de reserva. En la Tierra, la NASA anunciaba que la próxima misión de la lanzadera espacial (STS-131) se retrasaría desde el 18 de marzo hasta el 5 de abril. El frente frío que ha afectado a Florida últimamente ha impedido que el transbordador Discovery pudiese ser llevado al edificio de ensamblaje de vehículos para su unión al tanque externo y los dos aceleradores. Eso a su vez ha retrasado su traslado a la rampa de lanzamiento. (Foto: NASA TV)