notesp

miércoles, 19 de mayo de 2010

Instalado el Módulo Rassvet

Finalizada la primera salida extravehicular de la misión, la tripulación del Atlantis y de la estación se dedicaría a la instalación del nuevo módulo ruso MRM-1 o Rassvet. El 18 de mayo, con el módulo unido al brazo robótico del transbordador, Ken Ham y Tony Antonelli lo trasladaron unos metros para entregarlo al Canadarm-2, que se ocuparía de su conexión definitiva. Tras entregar su carga, el brazo del Atlantis quedó posicionado para facilitar la supervisión de la maniobra con sus cámaras. Así, el Canadarm-2 movió al Rassvet hasta el puerto de atraque inferior del módulo ruso Zarya, y lo introdujo en él. Piers Sellers se ocupó de asegurar la unión mediante una conexión con el ordenador del MRM-1 (12:50 UTC). Así, tres horas después de abandonar la bodega del Atlantis, este último alcanzaba su posición definitiva. El nuevo módulo será utilizado para almacenamiento y acoplamiento de naves Soyuz y Progress, pero también como espacio para investigaciones científicas. En su interior se realizarán trabajos de biotecnología, biología, física de fluidos, etc. Está formando por un compartimento presurizado, equipado con ocho estaciones de trabajo. Entre ellas destacan dos incubadoras, una plataforma aislada de las vibraciones del complejo y un recipiente estanco para manipulación de sustancias. Además, hay espacio para instalar otros experimentos. En el exterior, el Rassvet posee una esclusa para experimentos que deberá instalarse en el futuro módulo ruso MLB, previsto para 2012. Después de la instalación del Rassvet, Reisman y Sellers emplearon el Canadarm-2 para entregar la pértiga OBSS al brazo del Atlantis (la movilidad de este último es limitada cuando el transbordador está unido a la estación). La OBSS se emplearía durante la segunda salida extravehicular. Dicha EVA empezó a ser preparada por sus protagonistas, Michael Good y Steve Bowen. Los dos astronautas configuraron sus trajes y herramientas, y pasarían la noche en el módulo Quest. También hablaron con la Tierra sobre las tareas a realizar, incluyendo una nueva añadida, que consistiría en eliminar el enredo de unos cables que dificultó el uso correcto de la OBSS tras el lanzamiento. Por último, algunos de los astronautas de la misión hablaron con varias cadenas de televisión. (Foto: NASA)

Shuttle