notesp

jueves, 20 de mayo de 2010

Segunda EVA en la Estación Espacial

La segunda salida al exterior de la misión STS-132 se desarrollaría de forma plenamente satisfactoria. La EVA duró 7 horas y 9 minutos y completó más tareas de las previstas. Steve Bowen y Michael Good salieron con 25 minutos de antelación, teniendo en cuenta que la excursión ya había sido adelantada media hora para dar tiempo a resolver un problema con un cable que había impedido trabajar correctamente a la pértiga OBSS del transbordador Atlantis. Así, la EVA se inició a las 10:38 UTC del 19 de mayo, e inmediatamente Bowen se dirigió a examinar el enredo que dificultaba el movimiento del brazo. En media hora, el astronauta había resuelto la cuestión y el control de tierra certificó que el sistema principal de sensores de la OBSS volvía a estar plenamente operativo. Mientras tanto, Good se fue a la plataforma donde se hallaban almacenadas las seis baterías de recambio que se instalarían durante la misión. Los planes iniciales contemplaban la colocación de tres baterías, y tres más durante la tercera EVA. Con la ayuda de Reisman y Sellers a los mandos del Canadarm-2, Good y su compañero trasladaron una a una las tres baterías hasta el punto de instalación. Previamente retiraron cada batería vieja, que fue asegurada en la plataforma de carga para su devolución a la Tierra. Con tiempo disponible, se hizo lo mismo con una cuarta batería, cuyo viejo ejemplar quedó temporalmente almacenado. Después, los astronautas se dirigieron hasta el segmento Z1, donde sus compañeros habían colocado la antena de reserva y su mástil durante la primera EVA. Apretaron los tornillos de la parabólica y liberaron los anclajes, dejando el sistema listo para funcionar. Finalmente, regresaron al módulo Quest, el cual represurizaron a las 17:47 UTC. (Foto: NASA)

Shuttle