notesp

jueves, 8 de noviembre de 2007

Informe STS-120

El programa se cumplió según lo planeado, y el Discovery se posó a la hora prevista en la pista 33 del centro espacial Kennedy, a las 18:01 UTC del 7 de noviembre. Cuatro horas antes, los astronautas habían cerrado las compuertas de la bodega de carga de la nave, algo así como el semáforo verde oficial de que nada impedía el descenso. La reentrada, tras el frenado de propulsión y atmosférico, se desarrolló perfectamente, y la misión número 34 del Discovery finalizaba sin novedad en el mediodía de Florida.
La tripulación bajó del vehículo minutos después, mientras el personal de tierra atendía con especial cuidado a Clay Anderson, tras su largo periplo orbital. Los astronautas debían regresar el día siguiente a Houston, donde tendrían una recepción por todo lo alto. Como es tradicional, la ceremonia de bienvenida ocurriría en el Hangar 276 de Ellington Field.
La próxima misión la efectuará el Atlantis, con el módulo Columbus a bordo. Pero antes, el nodo Harmony debe ser colocado en su lugar definitivo. Para ello, los astronautas de la estación espacial empezaron a preparar el paseo espacial que Peggy Whitson y Yuri Malenchenko efectuarían el viernes 9 de noviembre, con el objetivo de efectuar algunas desconexiones que permitan desenganchar el puerto de atraque PMA-2 del módulo Destiny. Una vez hecho esto, mediante el brazo robótico de la estación, se unirá el PMA-2 al Harmony, y después, el conjunto formado por ambos será resituado junto al Destiny, listo para recibir al Atlantis y para la conexión del Columbus.

Shuttle