notesp

viernes, 9 de noviembre de 2007

La Misión YES2 Batió el Récord

A pesar de los informes iniciales proporcionados por los ingenieros rusos, una investigación más completa de lo sucedido durante la misión europea YES2, un ensayo del uso de largos cables para devolver cargas a la Tierra, sugiere que todo fue mucho mejor de lo que se creía. Cuando se inició el experimento el 25 de septiembre, extendiéndose un cable de 30 km de largo desde la nave madre Foton-M3, se llegó a la conclusión de que éste no había alcanzado la longitud prevista, y que por tanto, la pequeña esfera Fotino habría sido liberada a una altitud incorrecta. De hecho, no se recibió ninguna señal de esta última y se desconoce dónde aterrizó. Pero los ingenieros del proyecto han trabajado desde entonces para entender lo que pasó, y han descubierto que el cable sí alcanzó los 31,7 km antes de liberar a la Fotino, y no poco más de 8 km, como se pensaba, lo que le convierte en el objeto más largo construido por el Hombre enviado al espacio. La telemetría confirma asimismo que la Foton-M3 vio elevada su órbita 1.300 metros con la liberación de la Fotino, tal y como podría esperarse. Como no hay datos de que la Fotino permaneciese en órbita, es de suponer que reentró inmediatamente. Sin señales procedentes de ella, se desconoce dónde fue a parar. (Foto: Fabio De Pascale)