notesp

martes, 28 de julio de 2009

Informe ISS/STS-127

La quinta salida extravehicular permitió a los astronautas completar todas las tareas pendientes en el exterior de la estación. De hecho, esta EVA ya había sido programada de este modo, como un comodín y totalmente configurable para incluir en ella cualquier trabajo procedente de las anteriores, debido a la complejidad de estas últimas. Como siempre, Chris Cassidy y Tom Marshburn pasaron la noche en el módulo Quest y el 27 de julio emergieron de él con intención de cerrar con broche de oro la hasta entonces muy exitosa misión. La EVA duraría 4 horas y 54 minutos, y se iniciaría a las 11:33 UTC. Durante ese tiempo, instalaron dos cámaras de video en la plataforma japonesa JEF, una delante y otra detrás. Servirán para mostrar imágenes en alta definición que faciliten la llegada y captura del futuro vehículo logístico japonés, el HTV, el primero de los cuales debería llegar a la estación en septiembre. También aseguraron las mantas aislantes del robot Dextre, actuaron sobre los sistemas de energía de dos de los giróscopos del complejo, instalaron pasamanos y otras ayudas para futuros paseos espaciales y colocaron mejor una serie de cables. Otra de las tareas previstas, el despliegue del punto de sujeción PAS en el segmento S3, fue dejada para otra ocasión. Cuando los dos astronautas regresaron al interior del Quest, finalizando su EVA a las 16:27 UTC, dieron por terminada también la salida extravehicular número 130 dedicada a la estación internacional. Desde 1998, se han acumulado un total de 810 horas y 36 minutos en el exterior. Treinta horas y 30 minutos es el tiempo de EVA efectuado por los astronautas del Endeavour. (Foto: NASA)