notesp

jueves, 30 de julio de 2009

Informe ISS/STS-127

Los astronautas del Endeavour dedicaron el 29 de julio a inspeccionar el escudo térmico de su vehículo, en busca de posibles daños por impacto que hubieran podido producirse durante su estancia en el espacio. Polansky, Payette y Hurley utilizaron el brazo Canadarm-1 para mover el extremo de la pértiga OBSS a lo largo de las zonas prioritarias, como los bordes de las alas y el morro. Los sensores de esta última enviaron imágenes que después serían analizadas en la Tierra. A la espera de los resultados, los tripulantes dedicarían el resto del tiempo a preparar su retorno a casa, y a revisar los procedimientos de la liberación de dos pares de pequeños satélites prevista para el jueves. Mientras tanto, en la estación espacial internacional, la expedición número 20, encabezada por el comandante Gennady Padalka, observó el acoplamiento perfecto de la nave de carga Progress M-67. La unión junto al puerto delantero del módulo Zvezda, se llevó a cabo de forma automática a las 11:12 UTC del mismo 29 de julio. Durante las siguientes jornadas, los astronautas dedicarían parte de su jornada a descargar los contenidos de la cosmonave. (Foto: NASA TV)