notesp

jueves, 17 de septiembre de 2009

Hace 50 Años (49): Transit-1A

Después de un período de desarrollo muy corto, la US Navy está lista para inaugurar su constelación de satélites de navegación (Navy Navigation Satellite System), a la sazón el primer sistema múltiple de satélites del mundo. Gracias a los trabajos de los científicos del Applied Physics Laboratory de la Johns Hopkins University, y a la atenta escucha de las señales del Sputnik-1, se ha demostrado que se puede usar una red de satélites para determinar la posición de un objeto sobre la superficie de la Tierra. El movimiento del ingenio en órbita produce un desplazamiento de la frecuencia de la señal recibida (efecto Doppler), de manera que si se conoce con exactitud la órbita del satélite y la frecuencia original de transmisión, es posible calcular la posición del receptor. Pero para una precisión completa, es necesario disponer de varios transmisores en el espacio, distribuidos en órbitas diversas. El concepto es muy interesante ya que no sólo permitirá una navegación guiada de un submarino en alta mar, sino también dirigir el vuelo de un misil hacia territorio enemigo. Por eso, el Navy Navigation Satellite System se convierte en un objetivo de alta prioridad que garantiza su rápida puesta en práctica. En menos de un año, el APL desarrolla y construye, bajo la supervisión de la ARPA, un primer prototipo denominado Transit. Ideado en una época pionera de la astronáutica, el Transit tendrá un aspecto sencillo, pero al mismo tiempo incluirá un gran número de novedades tecnológicas. Para facilitar el cálculo de su comportamiento termodinámico, será esférico (91,44 cm) y pesará 121,5 kg. La antena transmisora no constituirá una protuberancia sino que consiste en una pintura pigmentada con plata, dibujando un patrón espiral alrededor del vehículo. Por otro lado, posee un sistema de control térmico muy efectivo, una estabilización precisa (una rotación descompensada perjudicaría la señal transmitida), células solares (aunque en el futuro se usará un reactor nuclear SNAP) y, sobre todo, osciladores ultra-estables para generar la señal Doppler. En el ámbito teórico, los cálculos necesarios para aprovechar la emisión de radio deberán tener en cuenta algunas consideraciones importantes, como los efectos relativistas del movimiento del satélite, la presencia perturbadora de la ionosfera, que tiende a refractar las señales, o los defectos causados por la electrónica. Sólo así es posible conseguir la precisión demandada, unas 0,2 millas náuticas para cualquier plataforma móvil de lanzamiento de misiles. El satélite posee también una memoria en la que conserva los datos de su posición orbital a intervalos de 2 minutos con varias horas de antelación. Esta memoria será actualizada cada cierto tiempo por estaciones terrestres, las cuales habrán hecho el seguimiento de su órbita. La constelación definitiva deberá tener al menos cuatro satélites en el espacio, en órbita circular polar a unos 1.100 km de altitud, para garantizar una cobertura satisfactoria. Después de sólo siete meses de construcción, el primer Transit está listo para ser lanzado. A bordo transporta también una cámara infrarroja suministrada por la Naval Ordnance Test Station, casi idéntica a la que se desarrolló para el programa militar NOTS. El despegue desde Cabo Cañaveral, el17 de Septiembre de 1959, se lleva a cabo de forma inicialmente normal, al menos durante los primeros 11 minutos. Sin embargo, cuando llega el momento de la ignición de la tercera etapa sólida, ésta no se produce. Alcanzado el apogeo (644 km), el vehículo vuelve a reentrar, cayendo sobre el océano Atlántico, a unos 480 km al sudoeste de Irlanda, 25 minutos después del lanzamiento. Por fortuna, la experiencia no ha sido del todo baldía, ya que el Transit-1A ha emitido señales de navegación durante todo el ascenso, en tres frecuencias, y éstas son captadas, de modo que es posible determinar el punto de impacto con un error de menos 8 km. Pero queda la asignatura pendiente de ensayar el sistema en órbita. Teniendo en cuenta la baja fiabilidad de los lanzadores de la época, se han construido tres Transit-1, así que la US Navy volverá a intentarlo. (Fotos: US Navy/USAF)
-Hora de Lanzamiento: 14:33 UTC
-Zona de Lanzamiento: Cabo Cañaveral LC17A
-Nombre de la Carga Util: Transit-1A
-Masa al despegue: 121,5 kg
-Organización Responsable: US Navy/ARPA (EEUU)
-Lanzador: Thor-Able-II (Thor-136, 56-2644) (DM-1812-2)
El segundo lanzamiento hacia la órbita terrestre del cohete Thor-Able utilizará la combinación militar usada durante el Proyecto Bravo (PGRTV), añadiendo una tercera etapa para permitir alcanzar la velocidad orbital. El Thor ha sido modificado a la versión DM-1812-2, que consiste en un Thor DM-18A con motor MB-3 Basic, adaptado para transportar una etapa superior. Al Thor se le han añadido aletas y se le ha retirado el sistema de guiado convencional. Por su parte, la etapa Able (Able-II), está equipada con un motor AGC AJ-10-42. Como tercera fase sólida se usa el motor ABL X-248-A7.