notesp

viernes, 11 de septiembre de 2009

Informe ISS/STS-128

La meteorología fue finalmente la protagonista en los primeros intentos del Discovery de regresar a la Tierra. A la espera de indicaciones por parte del centro de control, los astronautas prepararon a su nave para el descenso, pero la orden no llegó. En cambio, el vehículo sí tuvo que maniobrar ligeramente para poder evitar un desecho espacial cuya trayectoria era demasiado próxima al Discovery. Se cerraron las compuertas de la bodega, mientras llegaba el momento previsto para el encendido de los motores de maniobra, para iniciar la reentrada. Sin embargo, la NASA informó a los tripulantes que la maniobra tendría que retrasarse al menos una órbita debido al mal tiempo en Florida. Transcurrida dicha órbita, se anunció a los astronautas que el aterrizaje no se llevaría a cabo el jueves como estaba previsto. La agencia reprogramó el retorno para el viernes 11 de septiembre, ofreciendo dos oportunidades de descenso en Florida y otras dos en California. Las previsiones de mala meteorología el viernes sugirieron centrarse sólo en la primera oportunidad de Florida. Si no era posible utilizarla, el Discovery se dirigiría directamente a la base de Edwards. (Foto: NASA)