notesp

martes, 17 de junio de 2008

Informe ISS

Tras once semanas acoplado a la estación espacial, el vehículo logístico europeo, el ATV Jules Verne, está revelando ser aún más útil de lo previsto. En los próximos días, se transferirán los 856 kg de combustible que ha traído para el complejo, y además se utilizará su sistema de propulsión para elevar por segunda vez su órbita. Por otro lado, la tripulación emplea su espacio presurizado para dormir y lavarse, algo no contemplado inicialmente. Su considerable volumen libre y la privacidad que ofrece han sido muy bienvenidos por los astronautas. Alguno de ellos duerme frecuentemente en su interior porque sus ventiladores hacen menos ruido. Por otro lado, uno de sus tanques vacíos ha conseguido acumular 110 litros de agua procedente de la condensación de la atmósfera. Hasta ahora, esta humedad se guardaba en bolsas, pero los tanques del ATV permitirán almacenarla mejor y reciclarla para otros usos. Se ha previsto asimismo ir llenando el Jules Verne con basura que no se necesite a bordo, incluyendo los residuos líquidos del retrete de la estación y un asiento de una nave Soyuz que ya no se empleará más. Todo ello (hasta 6,3 toneladas) se destruirá durante la reentrada. Además, la dirección de la misión ha decidido prolongar su estancia en órbita hasta septiembre. Su acoplamiento fue tan perfecto que ahorró 870 kg de combustible, el cual podrá ser ahora usado para ayudar a mantener la órbita del complejo. (Foto: NASA)