notesp

viernes, 20 de junio de 2008

Informe Phoenix

Tras dejar durante varios días sin tocar el interior de uno de los surcos practicados por la pala excavadora de la sonda Phoenix, para vigilar su evolución, se ha confirmado que el material blanco que contiene es hielo de agua. Diversas imágenes permiten apreciar como dicho hielo se ha ido sublimando, demostrando su naturaleza. Una vez excavado y expuesto a la atmósfera, se ha evaporado directamente, algo que no ocurriría si fuera sal. El surco estudiado se llama "Dodo-Goldilocks" y el brazo robótico trabajó en él el pasado 15 de junio (Sol 20). Las nuevas imágenes pertenecen al Sol 24. Excavando en otra zona ("Snow White 2"), el brazo ha encontrado además lo que parece una capa de hielo nueva, situada a la misma profundidad que las ya conocidas. La pala excavó en "Wonderland", uno de los polígonos geológicos, y tras intentar en tres ocasiones profundizar un poco, se detuvo automáticamente, indicando que había encontrado una superficie dura (el supuesto hielo).
En la Tierra, los ingenieros están preparando un parche informático que permita reanudar el almacenamiento nocturno de datos en la memoria flash del ordenador de a bordo. (Foto: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Texas A&M University)