notesp

jueves, 29 de mayo de 2008

Informe Phoenix

Pendientes de aclarar por qué razón falló el transmisor de la sonda MRO en órbita marciana, la NASA ha decidido que por el momento sea la Mars Odyssey la que actúe como enlace principal entre la Phoenix y la Tierra. El transmisor del MRO funciona, pero los controladores prefieren tener la absoluta seguridad de que sus órdenes llegan siempre al vehículo y no se producen problemas y retrasos en el plan de trabajo. Mientras, se han enviado las órdenes oportunas para que la Phoenix empiece a desplegar su brazo robótico, así como para tomar más fotografías de la zona de aterrizaje, incluyendo un panorama global. Los científicos ya han reservado una zona específica para las perforaciones que efectuará el brazo, así que éste llevará a cabo sus primeras tareas de ensayo en otra parte. Las últimas imágenes recibidas indican que los primeros movimientos del brazo han sido un éxito. Se necesitarán un total de siete, de sus diversas articulaciones, para sacarlo de su lugar de anclaje y llevarlo a una posición de trabajo. Las primeras operaciones de excavación se llevarán a cabo probablemente a principios de la próxima semana. (Foto: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Texas A&M University)