notesp

martes, 3 de junio de 2008

Informe ISS/STS-124

Las últimas horas previas al acoplamiento entre el transbordador Discovery y la estación espacial internacional se desarrollaron con normalidad. Poco a poco, el vehículo se aproximó a su punto de destino, y a unos 200 metros de distancia, giró sobre sí mismo para permitir que los habitantes de la ISS fotografiaran su escudo térmico. Después, reanudó la aproximación, y a las 18:03 UTC del 2 de junio, entraba en contacto con el puerto de atraque PMA-2. Una vez asegurada la unión y comprobada la estanqueidad de ésta, se abrieron las escotillas internas (19:36 UTC), permitiendo que ambas tripulaciones pudieran reunirse por primera vez. Pocas horas más tarde, el asiento personalizado de Greg Chamitoff quedaba instalado en la nave Soyuz, y éste pasaba a formar parte oficialmente de la tripulación del complejo orbital. Reisman, a su vez, se convertía en especialista de misión del Discovery, con el que regresará a la Tierra tras tres meses de estancia en la ISS. Los astronautas recibieron las acostumbradas indicaciones de seguridad e iniciaron las tareas conjuntas. Mike Fossum y Ron Garan pasarían la noche dentro del módulo Quest, a presión inferior, para preparar mejor su primera salida extravehicular, prevista para el martes. Durante dicha excursión, de unas 6 horas y media de duración, prepararían el módulo Kibo para su instalación, y también asistirían a sus compañeros para el traslado de la pértiga OBSS de la estación al Discovery. Una última tarea sería la demostración de una técnica que podría usarse para limpiar los restos metálicos localizados en una articulación de uno de los grupos de paneles solares americanos. (Foto: NASA TV)