notesp

martes, 3 de junio de 2008

Informe Phoenix

La pala excavadora de la sonda Phoenix recogió su primera muestra de la superficie marciana el 1 de junio (Sol 7). El objetivo era probar el funcionamiento del brazo robótico y practicar las operaciones que se harán rutinarias a partir de ahora. La muestra no debía ser analizada, así que sólo fue fotografiada y sería después depositada en un área adyacente. Si todo va bien, en pocos días se repetirá el proceso, pero esta vez la tierra será depositada en el analizador. En la imagen enviada por la Phoenix, puede apreciarse que la muestra recogida incluye un material brillante (también se aprecia en el agujero dejado por la pala, en el suelo, en la zona bautizada como “Knave of Hearts”). Los científicos piensan que puede ser hielo o sal, y en todo caso, puede ser lo mismo que se ha encontrado bajo la nave. (Foto: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Max Planck Institute)