notesp

miércoles, 4 de junio de 2008

Informe ISS/STS-124

El primer día de actividades conjuntas a bordo de la estación espacial internacional se saldó con un buen número de tareas exitosamente cumplidas. Mike Fossum y Ron Garan llevaron a cabo la primera salida extravehicular de la misión, durante la cual pusieron los cimientos para la posterior instalación del módulo presurizado Kibo.
Los dos astronautas activaron las baterías de sus trajes espaciales a las 16:22 UTC del 3 de junio, tras un retraso de 50 minutos debido a dificultades en las comunicaciones. De inmediato, Fossum se ocupó de liberar un anclaje en una de las cámaras del brazo robótico Canadarm del transbordador Discovery, para permitir su giro y orientación. El anclaje fue colocado para que la cámara no golpeara al Kibo durante las vibraciones de la fase del lanzamiento. Por su parte, Garan se dirigió al segmento S1, donde empezó a desconectar varios cables unidos a la pértiga OBSS almacenada allí. También retiró las cubiertas que protegían sus sensores.
Dirigido desde el interior del módulo Destiny, el brazo de la estación, el Canadarm-2, agarró la OBSS y lo mantuvo separado para que los astronautas pudieran desconectar los últimos cables. Finalmente, la pértiga fue entregada al Canadarm-1, desde donde será utilizada más adelante para revisar el escudo térmico inferior y los bordes de las alas del Discovery. Con esta tarea completada, el Canadarm-2 volvió a moverse, posicionándose para coger más tarde el módulo Kibo. Precisamente, los astronautas, moviéndose por el interior de la bodega, empezaron a desconectar cables entre el transbordador y el módulo, y retiraron cubiertas protectoras de su zona de atraque. También quitaron los anclajes que habían mantenido a los protectores de las ventanas del Kibo en su lugar durante el lanzamiento. Estas ventanas ofrecerán visibilidad cuando deba emplearse el brazo robótico japonés unido al Kibo.
A continuación, los astronautas se dirigieron hacia la articulación del grupo de paneles solares que está sufriendo problemas desde hace meses. La articulación SARJ podría tener algún tipo de defecto estructural que ha provocado un roce anómalo en sus componentes. Los astronautas descubrieron hace tiempo limaduras metálicas y la labor de Fossum y Garan sería revisar de nuevo el área y practicar una nueva técnica para limpiarla. Fossum descubrió asimismo un defecto (una depresión) en la superficie de una de las piezas que previamente había pasado desapercibida.
Mientras se efectuaba esta tarea, el Canadarm-2, controlado por Karen Nyberg y Akihiko Hoshide, fue conectado al módulo Kibo, el cual fue liberado de sus anclajes en la bodega y levantado sobre ella. La dirección de vuelo dio entonces el visto bueno a la conexión del enorme cilindro, que fue alineado junto al módulo Harmony (en el lado opuesto a donde se encuentra el Columbus). Sobre las 23:01 UTC, el Kibo, con sus 15 toneladas, quedaba asegurado en su puerto de atraque. Paralelamente, los dos astronautas entraban en el módulo Quest, finalizando su excursión extravehicular, que había durado en total 6 horas y 48 minutos.
El miércoles estaría dedicado a activar el Kibo y permitir la entrada de la tripulación en su interior. (Foto: NASA TV)