notesp

miércoles, 4 de junio de 2008

Informe Phoenix

Los controladores de la sonda Phoenix repetirán la operación de vaciado de la pala excavadora instalada en el extremo de su brazo robótico. Durante la primera sesión de práctica con ella, con una muestra de suelo recogida poco antes, parte de la tierra quedó pegada en la pala. Esto puede tener que ver con la naturaleza de las partículas, de modo que los científicos quieren fotografiar el proceso de vaciado con mayor meticulosidad. Es necesario entender cómo se comportan las muestras para cuando tengan que ser dejadas caer sobre los analizadores. Por otro lado, las puertas del analizador TEGA, que se desplazan gracias a unos muelles, no se han abierto completamente durante un ensayo: una de ellas lo ha hecho bien y la otra sólo parcialmente. Aunque se espera que lo haga del todo con la variación de la temperatura ambiente, en estos momentos la apertura es más reducida de lo previsto inicialmente, lo que implica que la pala debe soltar sus contenidos con mucha mayor precisión. (Foto: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Texas A&M University)